portada

portada

lunes, 25 de enero de 2016

Agricultura y conservación (I): Compensando biodiversidad



Recuerdo, allá por 2011, cuando por primera vez nos llamaron de una empresa de producción de tomate industrial en el Guadiana, para concertar una reunión con SEO. Sorprendido les dije que encantado pero que si me podían adelantar el motivo de la misma (uno está ya curado de espantos, pero mejor ir sobre aviso). Cuando escuché su respuesta, en vez de salir de dudas, me quedé aún más intrigado al oir la palabra "biodiversidad"...

UNILEVER, una conocida corporación internacional de la alimentación, estaba exigiendo a sus proveedores adaptarse a ambiciosos programas de reducción de consumo de agua, reducción de pesticidas y compensación de la biodiversidad afectada por los cultivos. Aquella reunión fue impactante, con representantes de la multinacional, del proveedor extremeño y de nada menos que de la BTO (British Trust for Ornithology) como asesor europeo de los programas de biodiversidad... aquí en Extremadura, a un paso de Badajoz y rodeados de cultivos intensivos.

Desde entonces hasta ahora mismo, hemos intentado aprovechar la oportunidad y trabajar para ofrecer resultados en este reto inverosímil. Antes de esta experiencia, jamás hubiera pensado que pudiera existir una preocupación y una oportunidad para la biodiversidad en el sector de los regadíos. Por supuesto, todo tiene que ver con el dinero: el origen se remonta a un duro conflicto que enfrentó a UNILEVER con GREENPEACE, esta organización denunció las prácticas abusivas de la multinacional y su destrucción de biodiversidad por todo el planeta. Se montó una potente campaña de boicot a los productos de UNILEVER en EEUU y la poderosa corporación perdió un montón de dinero. Si no puedes con tu enemigo únete a él, vieja sabiduría militar (¿Confucio?) que la gran corporación multinacional intenta aplicar para evitar males mayores. UNILEVER presume ahora de ser más verde que nadie, mediante un programa de agricultura sostenible que obliga a aplicar a sus proveedores, con el fin de poder vender una imagen de sostenibilidad y productos saludables.

caja con nido de herrerillo y celdas de avispas


Quizá lo más sorprendente es que por primera vez se habla de compensar y proteger a la biodiversidad en las zonas de producción agraria, no en lejanas selvas (que también) sino aquí mismo, junto a los cultivos intensivos que han causado el daño. Y aquí en Extremadura, estos proyectos de compensación de la biodiversidad han involucrado a dos empresas suministradoras de tomate concentrado (AGRAZ y TRANSA) y un total de cuatro fincas situadas en las Vegas del Guadiana (unas 525 hectáreas).

Os lo cuento ya porque está casi todo terminado y con algunos resultados que son interesantes:

 Tampoco es que se trate de un superproyecto, de medidas novedosas o impresionantes. De hecho lo que se planteó a estas empresas era bien sencillo: unas cajas nido para aves insectívoras y refugios para murciélagos, pequeñas albercas para la biodiversidad, recuperar algunos linderos entre cultivos, por lo general hasta entonces "tratados" con glifosato o cerillazo y poner refugios en ellos para invertebrados polinizadores y véspidos. Todo orientado a recuperar especies que en los estudios previos faltaban o eran muy escasas por efecto del cultivo intensivo (especialmente como era de esperar invertebrados, anfibios, reptiles... pero también aves).

lindero antes


lindero ahora


 Fue bastante difícil llevar a cabo algunas de las medidas, por la resistencia de los agricultores (todo había que hacerlo por consenso). Ha costado convencerles de recuperar los linderos y tuvimos prácticamente que explicarles paso a paso como la recuperación de especies aliadas de la agricultura (véspidos, murciélagos, libélulas y aves insectívoras) les iba a beneficiar, haciendo más resistentes sus cultivos a la presencia de muchas especies dañinas.
refugio de murciélagos ocupado

colocando refugios para invertebrados en lindero recuperado y con cajas nido de primilla















Al final los resultados de los seguimientos empiezan a mostrar que las sencillas medidas contribuyen a recuperar esa biodiversidad perdida, al menos en las zonas colindantes a los cultivos donde se ha actuado. Como podéis ver en estos gráficos, la ocupación de cajas nido y refugios de invertebrados ha sido espectacular en los pocos años transcurridos, también la presencia de especies en los puntos de agua para la biodiversidad, que ahora presentan numerosas poblaciones de libélulas y anfibios.




La verdad es que estos pequeños proyectos nos ilusionan mucho, son un camino para trabajar con la agricultura intensiva e intentar reducir en lo posible su impacto, incorporando medidas a favor de la naturaleza. Ahora estos proyectos y Extremadura son un ejemplo a nivel europeo, directivos de UNILEVER, KNORR y otras corporaciones alimenticias ya han venido a visitar las fincas y se han extendido las iniciativas también a productores de limones y pimientos de Murcia y Alicante (allí los retos son distintos, pero la base es la misma).

trampeo de micromamíferos en estudios previos
punto de agua para la biodiversidad




 






Sí, sí, ya sé que estáis pensando que es más importante trabajar con sisones, águilas y otras especies amenazadas. Puede que exista mucha razón en eso, pero  también es importante trabajar en restauración de hábitats y de biodiversidad. Nunca se podrán recuperar los miles de hectáreas transformadas en regadíos, pero podemos trabajar para compensar la biodiversidad afectada por ellos y esto puede ser también muy importante, sobre todo si conseguimos que se convierta en una tendencia general y además pueda ser promovida por la administración y la PAC.

Seguimos adelante con los proyectos, intentando ampliar sus resultados. Mientras cualquiera con ganas de ayudar puede participar:



4 comentarios:

  1. Me parece unas medidas muy interesantes, ánimo y a ver si se ponen en marcha en todos los regadíos en extremadura. La zona del Ambroz está muy afectada por "la seca" en sus encinares propiciada por la humedad de estos regadíos. Sería bueno tomar medidas para recuperar parte de la biodiversidad que se está perdiendo con los monocultivos de esta zona.

    ResponderEliminar
  2. Me parece unas medidas muy interesantes, ánimo y a ver si se ponen en marcha en todos los regadíos en extremadura. La zona del Ambroz está muy afectada por "la seca" en sus encinares propiciada por la humedad de estos regadíos. Sería bueno tomar medidas para recuperar parte de la biodiversidad que se está perdiendo con los monocultivos de esta zona.

    ResponderEliminar
  3. It is good to conserve your beautiful country, the birds and the biodiversity. Good work !

    ResponderEliminar